Últimos post

Categorías

Negocios

Errores comunes que desequilibran nuestras finanzas

40Views

Un nuevo año comienza y entre los aspectos personales que se busca mejorar como propósito, se encuentra la intención de fortalecer las finanzas, reducir gastos y utilizar el dinero de una manera inteligente. Para alcanzar este objetivo es importante liberarse de malas prácticas económicas que ponen en peligro nuestros recursos.

Gastos hormiga, exceder las compras con tarjetas de crédito o no tener un colchón financiero de emergencia son algunos de los errores que más comprometen tus finanzas, por lo que M2Crowd, plataforma especializada en crowdfunding inmobiliario en México, te comparte cuáles son las fallas más comunes y cómo prevenirlas:

  • Caer en la tentación. Es bien sabido que los gastos hormiga son grandes enemigos de tu bolsillo porque se disfrazan de compras que pueden no parecer significativas pero que, al acumularse, representan un alto porcentaje de tus ingresos. Muchos de estos gastos podrían reducirse, evitarse o eliminarse. Servicios de streaming, suscripciones mensuales, cafés, bebidas o antojos que no te son útiles todo el tiempo son aquellos que debes dejar atrás. “Es normal darse “gustitos” que parecen no tan significantes en nuestras finanzas, pero a la larga pueden poner en jaque nuestras cuentas. Antes de aceptar ese gasto, piénsalo dos o tres veces, si en verdad es indispensable, si puedes adquirir una versión más económica, o sólo es un capricho. Esto te evitará futuros dolores de cabeza”, asegura Simon Dalgleish, director de M2Crowd.
  • No planificar. De acuerdo con la Condusef, sólo 4 de cada 10 personas adultas llevan un registro o presupuesto de sus ingresos y gastos, de ellas, más de la mitad lo hacen mentalmente. Es importante planificar los gastos que tendrás y así poder distribuir tus ingresos de manera útil e inteligente. Enlista los productos y servicios indispensables que debes adquirir de manera periódica y aparta el presupuesto para ello. Lo restante debe ser destinado a tres vías: tus compras diarias, ahorro e imprevistos. Si vas a hacer un gasto fuerte o adquirir algún crédito, evalúa cuánto tiempo tardarás en liquidarlo y los ingresos que debes procurar para cubrirlos.
  • No invertir. Pensar que invertir es algo exclusivo de empresarios o millonarios es cosa del pasado. Hoy en día es posible participar en inversiones accesibles con poco capital como en CETES, ETFs, crowdfunding inmobiliario, entre otras opciones. Al destinar parte de tus ingresos a una inversión, podrás hacer crecer poco a poco tu capital, esto te permitirá en un futuro tener una mayor tranquilidad financiera.
  • Abusar del crédito. Pagar con una tarjeta no significa que sea gratis. Las tarjetas de crédito y departamentales pueden ser de mucha ayuda para obtener productos o servicios costosos y distribuir su pago en varias exhibiciones, además de construir un historial que te permita acceder a cantidades más grandes; sin embargo, es un error abusar de esta herramienta y terminar gastando más de lo que se gana. Es indispensable que limites el uso del crédito a lo que puedes pagar de manera mensual, sin que tengas que preocuparte de más o ahogarte en intereses.
  • No utilizar la tecnología. Tener el control de tus finanzas, registrar tus gastos y supervisar tus cuentas es cada vez más fácil gracias a la tecnología, en apps financieras, bancarias y servicios de asesoría en línea que te permiten poner en orden tu economía y estar al tanto de cada movimiento sin que excedas tus límites. Utilízalas a tu favor y conviértelas en tus aliadas.

Que este 2022 esté lleno de estabilidad económica, gastos inteligentes e inversiones fructíferas que nos lleven cada vez más cerca de la libertad financiera. ¡Felices finanzas!

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta