Últimos post

Categorías

Tecnología

¿Es posible ser fashion y a la vez llevar un estilo de vida sostenible?

50Views
Es una realidad que el consumo desmedido de ropa a bajo costo y fácilmente desechable, comúnmente llamado fast fashion es uno de los mayores problemas de contaminación ambiental en el planeta.
La industria de la moda es una gran generadora de prendas contaminantes al contener microplásticos o materiales que son difícilmente reciclables. En muchos casos los precios también son tan bajos debido a las condiciones laborales infrahumanas de los trabajadores en sus países de fabricación.
Te preguntarás, ¿es posible ser fashion y sostenible al mismo tiempo?…¡lo es!, todo es cuestión de perspectiva, elegir marcas con transparencia en su fabricación y modificar tus hábitos de consumo por tu bienestar el del planeta e incluso tu bolsillo.
Afortunadamente, cada vez más marcas se están sumando al cambio, sin embargo aún queda un largo camino que recorrer. Una de las malas prácticas con las que hay que tener cuidado es el greenwashing ( cuando una marca simula que su producto es  amigable con el medio ambiente para vender más  y sumarse a la tendencia sustentable cuando en realidad no lo es).
 
 OLIO comparte contigo los mejores consejos para ir a la moda de una manera sustentable y aprender a cuidar y elegir tu ropa sabiamente.

Tal vez  parece fácil, pero entonces ¿cómo lo hacemos?… en realidad, es más sencillo de lo que crees. Quizá ya estés haciendo más de lo que piensas  y posiblemente haya margen de mejora.

Pero pase lo que pase, la app OLIO está dispuesta a darte la mejor información al respecto. Si no sabes dónde o incluso cómo implementar la sostenibilidad en tu día a día, ¡aquí tienes los principios básicos de moda sostenible para empezar con tu guardarropa.

  1. Empieza a comprar ropa vintage y artículos de segunda mano

La pandemia nos dejó claro que no necesitamos tanta ropa como tenemos o compramos. El estar más tiempo en casa también nos hizo ver nuestro guardarropa con mas detenimiento  y darnos cuenta que mucha de la ropa que tenemos lleva más de un año sin usarse y seguimos acumulándola sin razón.

Si quieres empezar tú andadura en la moda sostenible el primer consejo es que pierdas el miedo a comprar ropa vintage o de segunda mano. Hay grandes opciones online y tiendas físicas también.

Comprar ropa vintage siempre da una especie de  emoción ya que nunca se sabe qué tesoros pueden encontrarse. Una pieza de ropa con una historia única es mucho más genial que comprar artículos producidos en masa y probablemente de mejor calidad, de ahí  que se conserve bien con el paso del tiempo.

2. Elige correctamente los materiales orgánicos

Si quieres asegurarte de que la ropa que llevas ha tenido el menor impacto posible en el medio ambiente y en la agricultura, deberías elegir prendas fabricadas con materiales orgánicos y naturales. El algodón sostenible y con certificado GOT se ha convertido en una corriente principal de la industria de la moda.

Para que el algodón sea ecológico tiene que producirse según las normas de la agricultura ecológica. Este no es el único tejido ecológico y natural. El lino orgánico es una opción igual de buena..

3. Opta por marcas con transparencia

Imagina esto: has comprado una camiseta que crees que está hecha con algodón orgánico, producida en condiciones laborales justas y con el menor efecto posible sobre el clima y la tierra.

Tienes la conciencia tranquila porque has comprado pensando en la sostenibilidad.

Pero resulta que la camiseta no ha sido producida en condiciones laborales justas y el algodón no era tan ecológico como pensabas. El problema es que has elegido una marca con poca transparencia y que está haciendo greenwashing. Este término se refiere al intento de una empresa de hacer que sus productos parezcan ecológicos cuando en realidad no lo son con el objetivo de vender más. Desafortunadamente, esta práctica prevalece en muchas industrias, últimamente en la moda y cosmética también.

La transparencia en la moda consiste en que las marcas informen dónde se fabrican sus productos, cómo se fabrican y quién los fabrica. Al final, esto es un beneficio para ti y el medio ambiente.De este modo, puedes elegir una marca que consideres que está haciendo algo diferente y recompensar con tu compra.

4. Invierte en calidad, no en cantidad

Tómate un descanso del fast-fashion. En lugar de subirte al tren de la moda rápida cada temporada y acabar gastando una gran cantidad de dinero en 5 prendas de mala calidad, invierte en una o dos piezas de alta calidad.

¿Quizás hay una chaqueta o un bolso con el que llevas tiempo soñando, pero no te parece que tengas el dinero para comprarlo?, ¿has mirado cuánto gastas en compras impulsivas ….si lo ahorrarás realmente podrías comprar ese bolso o pieza de alta calidad que deseas.

5. Repara, reinventa, reutiliza

Sé lo que estás pensando: ¿reparar mi ropa?, ni siquiera sé coser y es mucho más barato y fácil comprar una camiseta nueva que reparar la vieja.

Bueno, no es precisamente barato para el planeta si compras un montón de ropa nueva cada temporada. Y en cuanto a tu falta de conocimientos de costura, no te preocupes: Youtube es tu mejor amigo en este caso con muchos tutoriales.

Afortunadamente también existen negocios de reparación de zapatos o ropa. Intenta pintar ese par de otro color, quizá colocar un adorno o incluso un tacón diferente. Lo mismo con la ropa si hay alguna pequeña abertura en alguna costura seguramente que puedes arreglarla en lugar de prescindir de esa prenda que tanto te gusta.

6. Mantente informado sobre la sostenibilidad

Este es probablemente el consejo más fácil que recibirás en todo el día: Simplemente sigue leyendo.

Una de las mejores cosas que se pueden hacer cuando se quiere aprender algo nuevo o seguir un nuevo «estilo de vida» es buscar información sobre el tema.

Actualmente puedes encontrar información sobre moda sostenible sin moverte del sofá. Puedes encontrarla  en grandes libros, trabajos de investigación y sitios webs o blogs sobre al respecto como el de Tessa Clarke, CEO y cofundadora de Olio, que aprovecha este espacio para abordar muchos temas de gran relevancia y actualidad al respecto.

Pregúntate,¿ cuál es el fin del ciclo de mi ropa?

Tristemente, el que decidas dar una camisa o tirar aquel vestido no es el fin de su ciclo. Mucha de la ropa que consumimos está elaborada con microplásticos y materiales que son muy contaminantes y no pueden reciclarse o descomponerse fácilmente. Compra desde un inicio ropa hecha a base de materiales amigables con el medio ambiente y fácilmente reciclables.

7. El lavado de ropa es muy importante

Trata de lavar con menos frecuencia la ropa, si quizá solo la manchaste un poco, limpia la mancha o lava las zonas como las axilas a mano para no someterla al proceso de  lavadora y secadora. La moda sostenible no sólo tiene que ver con la forma en que compras tu ropa, sino también con cómo la cuidas una vez que ha llegado a tu armario.

Pensar en cómo lavas tu ropa es, de hecho, una gran parte de ello. Lavar la ropa en un programa ecológico hará que la ropa dure más tiempo, mantenga su forma y los colores se mantengan brillantes. Si bajas los grados de 40 a 30, reducirás el uso de energía hasta en un 40%.

Si realmente no quieres estropear tu ropa, déjala secar al aire libre. La secadora puede ser realmente dura con tu ropa, lo que acortará su vida. No es muy sostenible, ¿verdad? Así que si tienes la opción de secar tu ropa al aire libre hazlo. Además, conseguirá una estructura y un olor mucho más agradables.

OLIO, una app que lucha contra el desperdicio de alimentos al conectar personas, voluntarios y negocios cuyos excedentes pueden darse en lugar de ser desperdiciados. La aplicación también está disponible en México, es gratuita y descargable a través de App Store y Google Play.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta