Últimos post

Categorías

Salud

¿Ves luces o manchas? Pueden ser flotadores o fosfenos, conoce qué son

68Views

¿Has empezado a notar pequeñas figuras oscuras en tu mirada al estar viendo superficies muy blancas o en lugares muy iluminados? ¿O de repente han aparecido destellos o flashazos que te han desconcertado porque desaparecen casi al instante? Si alguna de estas o ambas cosas te han pasado, es momento de que te tomes un tiempo y leas a continuación lo que podrían significar.

Los primeros se conocen como flotadores, que son una especie de mosquitas, manchitas o hilos negros que aparecen en tu visión, podríamos decir que son una especie de grumos que se forman en el gel vítreo y que logramos ver cuando estos entran en contacto con nuestra retina. Esto ocurre porque al ir creciendo, este gel que rellena nuestros ojos se vuelve más acuoso y móvil y se comienza a desprender de ciertas zonas.

Suelen presentarse en personas mayores de 40 años, pero también manifestarse en personas con miopía; con antecedente de traumas oculares; cirugía de catarata; enfermedades inflamatorias oculares; Diabetes Mellitus o condiciones hereditarias.

Para hacerlos menos evidentes se recomienda bajar la intensidad de los dispositivos móviles y usar gafas de sol en lugares muy iluminados. Realmente no son de cuidado y suelen desaparecer con el tiempo, sin embargo, los especialistas de Laboratorios Sophia nos sugieren visitar al oftalmólogo y hacernos una revisión bajo dilatación pupilar, esto para descartar cualquier lesión retiniana que estuviera relacionada con su aparición.

Por otro lado, las luces o flashazos repentinos son llamados fosfenos. Estos aparecen por la tracción del gel vítreo que está en contacto con la retina, al jalarla ligeramente se produce este fenómeno.

Son más comunes en personas mayores de 40 años que sufren desprendimiento de vítreo posterior (los flotadores que mencionábamos previamente); personas miopes o que se sometieron a cirugías intraoculares, por ejemplo, de catarata. En caso de estar asociados a un desgarre o rupturas retinianas, se aplica láser para prevenir que dicha ruptura se haga más grande. En caso de ya presentar una lesión más grande o desprendimiento de retina, puede ser necesaria una cirugía.

Muchas veces, los fosfenos se pueden ver en casos de elevación de la presión arterial, suelen estar acompañados de dolor de cabeza y/o zumbidos en los oídos. También suelen verse cuando se sufre de migraña y pueden tener una duración de minutos. Es importante que, una vez presentes se acuda inmediatamente a valoración por el médico oftalmólogo para revisar la retina a detalle.

Una señal de que se está agravando el problema es cuando las apariciones se vuelven más frecuentes, se acompañan de cambio repentino en la visión o se observa “un telón” que cubre parte del campo visual. Hay que tener en cuenta que esto puede ser síntoma de un desprendimiento de retina el cual se considera una urgencia oftalmológica y requiere cirugía en la mayoría de los casos, de no tratarse a tiempo podría significar la pérdida de la visión permanente.

Tanto flotadores como fosfenos son signos de atención a nuestros ojos, si bien pueden solo significar que ya no somos tan jóvenes, también que es momento de cuidarnos para disfrutar de uno de los sentidos más maravillosos que existen: la vista, y de los órganos responsables de éste, los ojos.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta