Últimos post

Categorías

Tecnología

Cómo cuidar a distancia a tu abuelo

234Views

Con el aumento de la esperanza de vida y los cambios en las estructuras familiares, es cada vez más común que las personas de la tercera edad vivan solas. Actualmente en México hay más adultos mayores, que niños menores de cinco años; de acuerdo a la Secretaría de Salud (Ssa), en el país hay aproximadamente 14.5 millones de personas adultas mayores, lo que representa un 11 por ciento de la población total.

Según el Informe Mundial sobre el Envejecimiento y la Salud de la Organización Mundial de la Salud, para el 2050 el número de personas de más de 60 años aumentará de 600 millones a casi dos mil millones. Así mismo, en los países en desarrollo como el nuestro, la población anciana se multiplicará por cuatro en los próximos 50 años.

El incremento del número de ancianos que viven solos supone también un aumento en el riesgo de sufrir depresión, accidentes domésticos y robos en sus domicilios. La vulnerabilidad ya de por sí asociada a la edad adulta se acentúa cuando no reciben la atención adecuada que ellos necesitan.

Riesgos asociados a adultos mayores que viven solos

Si el envejecimiento de la población es un problema, más aún lo es el hecho de que un alto porcentaje de estas personas vivan solas. Sea o no una decisión voluntaria, los riesgos mas comúnes son:

  • Mala alimentación: los malos hábitos en la alimentación junto a la falta de actividad social y a la vida predominantemente sedentaria traen consigo serios problemas de salud.

  • Medicación inadecuada: la vida en solitario incrementa el riesgo de olvidos o la dejadez a la hora de solicitar ayuda médica frente a determinadas condiciones de salud.

  • Falta de higiene: la dificultad que implica para muchos ancianos bañarse provoca que poco a poco abandonen sus hábitos de higiene diaria.

  • Accidentes domésticos: los problemas de movilidad y coordinación, la pérdida de memoria y la merma de otras facultades básicas son los responsables de la mayoría de caídas, incendios e inundaciones que se producen en los domicilios de los ancianos que viven solos.

  • Ausencia de interacción social: la falta de contacto con el entorno acelera los síntomas de otras enfermedades que afectan la comunicación, la memoria y favorecen el deterioro neuronal.

¿Qué podemos hacer para ayudarlos?

El factor acompañamiento es esencial en el equilibrio psíquico y emocional de las personas que no pueden valerse por sí solas. Se recomienda contratar servicios de asistencia, ya sea una enfermera o bien un cuidador, que ayude a que las personas de edad avanzada continúen residiendo en sus domicilios, con independencia.

En función de las necesidades de cada individuo, los servicios de cuidados en el hogar pueden ser a jornada parcial, es decir, sólo durante unas horas al día, a jornada completa o incluyendo la pernoctación del cuidador en el caso de ser necesario. Lo importante es que las personas mayores se sientan siempre acompañadas, en un entorno saludable y estimulante que les proporcione energía y vitalidad.

Pero, ¿cómo garantizar que siempre va a estar en buenas manos?, ¿y qué pasa si no tengo el presupuesto suficiente para contratar una persona?, para ambas preguntas la mejor respuesta es instalar cámaras de seguridad que te permitan vigilar el hogar en todo momento para garantizar que tu abuelito esté bien.

Una excelente alternativa son las cámaras Ring, ya sea una Indoor Cam o Stick Up Cam, ambas cuentan con los requerimientos mínimos: comunicación bidireccional, que te permitirá conversar con el adulto mayor, en caso necesario; fácil de instalar, que se alimenta de un toma corriente o con batería recargable; video de 1080p HD con vista aérea para cubrir un área muy amplia como la sala – comedor; se conecta por wifi permitiendo que desde tu celular, sin importar donde estes, siempre tendrás acceso a la cámara; y alertas de movimiento para que te avise al instante qué pasa en casa.

Otra excelente alternativa es colocar un timbre con cámara al interior de la casa; si, ¡al interior! Pues con las mismas funciones que arriba describimos, un Ring Video Doorbell ayudará a que tu abuelo pida ayuda de manera muy sencilla. Muchas familias los han instalado de esta manera para facilitar que tu adulto mayor se comunique contigo al solo picar el timbre, de tal forma que recibirás una alerta a tu celular y podrás brindar siempre soporte oportuno, o sencillamente platicar con ellos para que nunca se sientan solos.

“Además del uso de las cámaras para mejorar la seguridad del hogar y prevenir robos, también fuimos descubriendo otros casos de uso que tienen que ver con la comodidad y el cuidado. Incluso nuestros usuarios nos han informado de usos particulares de los video timbres, que originalmente fueron pensados para uso externo en la puerta de entrada, que son instalados en el interior del hogar, para facilitar que sus padres toquen el timbre y les llegue el aviso a la aplicación móvil de Ring de sus hijos, en caso de querer comunicarse con ellos por cualquier emergencia”, sostuvo Bruno D´Alleva de Ring.

Todos las semanas, Ring recibe videos de usuarios captados por cámaras y video timbres Ring, con historias reales de hijos, nietos y adultos mayores que se cuidan mutuamente utilizando dispositivos de seguridad inteligentes como los de Ring.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta