Últimos post

Categorías

Salud

1 de cada 4 personas en el mundo fallecen a causa de afecciones relacionadas con la trombosis; Covid- 19 aumentaría probabilidades de desarrollarla.

302Views

Después de casi tres años del inicio de la pandemia, los casos graves y fallecimientos derivados del Covid-19 se han reducido considerablemente. Sin embargo, aún con la vacuna y sus refuerzos es cierto que los casos continúan con incrementos constantes en nuestro país. Esta enfermedad se ha distinguido no sólo por los estragos que causa cuando se padece, sino también por las secuelas que deja posteriormente en el organismo. Una de ellas es la trombosis venosa profunda (TVP), que según un estudio publicado recientemente en el British Medical Journal (BMJ), los pacientes que pasaron por un cuadro grave así como los que se contagiaron durante la primera ola, están en mayor riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos[1].

Dicho padecimiento toma especial relevancia cuando se observan las cifras de mortalidad que existen en torno a él. De acuerdo con la organización World Thrombosis Day, 1 de cada 4 personas en el mundo fallecen a causa de afecciones relacionadas con la trombosis[2], misma que en muchos casos es una comorbilidad detonada por diferentes razones en un paciente.

La trombosis ocurre cuando se presentan coágulos de sangre que bloquean el paso de la sangre en el sistema circulatorio. Este bloqueo puede detonar distintas repercusiones dependiendo de dónde se encuentre. Sin embargo, las más graves que pueden poner en riesgo la vida de los pacientes son derrames cerebrales, ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares y/o problemas respiratorios.

Según el estudio ya mencionado, se encontró que 4 de cada 10,000 pacientes que padecieron Covid-19 desarrollaron trombosis venosa profunda (TVP), mientras que en comparación con pacientes que no pasaron por la enfermedad, solo 1 de cada 10,000 desarrollaron este tipo de trombosis[3]. Además, se estima que 17 de cada 10,000 personas con Covid-19 tenían un coágulo de sangre en el pulmón, en comparación con menos de uno de cada 10.000 que no se contagiaron[4].

Si bien el estudio no afirma que la Covid-19 haya sido la causa de esos coágulos, sí identifica a la infección como un factor de riesgo para desarrollar trombos. Por otro lado, también se deja en claro que el riesgo de un coágulo en el pulmón aumenta considerablemente cuando se atravesó por un cuadro grave de la enfermedad.

Para la Dra. Ma. Elena Sañudo, Directora Médica de la Unidad de Medicinas Generales de Sanofi México La trombosis es un tema de salud que debemos sumar a las conversaciones debido al gran número de muertes que provoca año con año a nivel mundial. Haber encontrado esta relación entre ambas enfermedades nos ayuda a nosotros como comunidad médica para ofrecer tratamientos innovadores y crear conciencia sobre la importancia de crear acciones en beneficio de la salud.

Es importante resaltar que el riesgo de desarrollar trombosis como una secuela del Covid-19 no se relaciona con ninguna de las vacunas. Incluso los expertos recomiendan ampliamente vacunarse para evitar casos graves y por ende disminuir las posibilidades de desarrollar otras enfermedades.

Para recibir un diagnóstico personalizado es necesario acudir al médico ante cualquier síntoma o si se tienen antecedentes de coágulos en el organismo. Hoy en día existen tratamientos para combatir eficazmente la trombosis y que representan una esperanza de vida entre los pacientes que luchan contra sus diversos efectos.

La farmacéutica Sanofi lanzó una terapia oral para la prevención y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa, y la prevención del evento vascular cerebral y embolismo sistémico en pacientes con fibrilación auricular no valvular. Hoy los pacientes en México están mejor protegidos ahora gracias a una garantía que ofrece Sanofi de abastecimiento total para las necesidades de los hospitales públicos y privados, pues la producción de este medicamento –hasta 2.5 millones de dosis por año- se realiza totalmente en su planta ubicada Ocoyoacac, Estado de México.

Ante la nueva evidencia de las afectaciones que sigue causando la pandemia de Covid-19, se debe consultar al médico especialista ante síntomas inusuales para recibir un diagnóstico certero y un tratamiento personalizado en función a las necesidades del paciente. Además, se debe recordar que el riesgo más alto de desarrollar una trombosis venosa profunda (TVP) se da después de una cirugía mayor, una lesión de importancia o durante períodos de infección e inflamación.

 

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta