Últimos post

Categorías

Salud

Mexicanos pierden la batalla contra la obesidad y el sobrepeso

171Views

En su lucha por combatir el sobrepeso y la obesidad, los mexicanos pierden la batalla, ya que de los hombres y mujeres que intentaron bajar de peso durante la pandemia, solamente el 32% lo consiguieron, mientras que el 68% restante tuvo resultados momentáneos o fracasaron en su objetivo[i], manteniendo el alto riesgo que el exceso de peso tiene para su salud y calidad de vida, así lo reveló la encuesta “Hábitos de vida en la población mexicana, alimentación y su relación con el sobrepeso y la obesidad”, presentada por Allurion Technologies,  empresa global líder en el combate de la obesidad.

En el marco del Día Mundial de la Obesidad, que se conmemoró este 4 de marzo, el Dr. Antonio Spaventa, jefe del Departamento de Cirugía Bariátrica del Centro Médico ABC,  destacó que acciones aisladas como la práctica de ejercicio y/o el seguimiento de una dieta sin el apoyo de un programa médico que ofrezca al paciente la estrategia más conveniente para lograr la reducción del peso, es una de las razones del porqué un número tan alto de mexicanos con sobrepeso y obesidad fallan en su intento por tener un peso saludable.

De acuerdo con la citada encuesta realizada en noviembre de 2022, donde participaron más de 1000 mexicanos de entre 18 y 65 años, del total de personas que han intentado y no han logrado reducir los kilos extras, sólo 9% considera consultar a un médico especialista en control del peso, siendo la búsqueda de un nutriólogo para obtener un plan alimenticio con 41% y la asesoría de entrenador físico para tener una rutina de ejercicio con 31%, las prácticas más utilizadas por los mexicanos para tratar de reducir su peso, seguido del ayuno intermitente y la terapia psicológica.

En conferencia de prensa, el Dr. Antonio Spaventa, precisó que la obesidad es una enfermedad de alto impacto para la salud, la cual actualmente afecta a más de 1000 millones de personas en todo el mundo, con un crecimiento exponencial estimado de 1900 millones de personas para el año 2035, de acuerdo con datos de la Federación Mundial de Obesidad[ii].

Problema de salud pública en México, el sobrepeso y la obesidad afecta al 75% de la población adulta en el país de acuerdo con la ENSANUT 2018-19[iii], siendo uno de los más altos índices poblacionales con esta condición de salud en el mundo. Pero eso no es todo, el 38% de los adolescentes y el 35% de niños en edad escolar también las padecen, limitando su salud y su sano desarrollo.

Si bien la encuesta revela que el 65% de las personas con sobrepeso y obesidad están preocupadas por su salud, el porcentaje de quienes logran llegar al peso óptimo, aun probando diferentes soluciones, sigue siendo muy bajo.

Ante este panorama, es fundamental contar con estrategias médicas innovadoras que contribuyan en la reducción exitosa del peso en personas con sobrepeso y obesidad, y más importante todavía, que eviten el desarrollo o la evolución de enfermedades asociadas como diabetes tipo 2, males cardiovasculares, cáncer, apnea del sueño, hígado graso, hipertensión arterial, colesterol elevado, entre otras complicaciones, expresó el también miembro del Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas.

Con el compromiso de ofrecer una solución eficaz, confiable y segura a todos los hombres y mujeres que no han logrado reducir su peso, desde el 2022 está disponible en México el Programa Allurion, un revolucionario modelo integral 360º  de pérdida de peso, que combina el uso del único balón gástrico ingerible del mundo -que no requiere cirugía, ni endoscopia, ni anestesia para su colocación, y su extracción- junto con un programa de estilo de vida saludable, el cual ofrece seguimiento médico y nutricional personalizado, con apoyo de herramientas tecnológicas y digitales, explicó el Dr. Hernán Fraga, médico con subespecialidad en cirugía laparoscópica, bariátrica y metabólica.

Con más de 100 mil pacientes beneficiados en más de 60 países del mundo, este programa logra una reducción promedio del 10% al 15% del peso corporal total en aproximadamente 6 meses, así como prolongar el control del peso a largo plazo, enfatizó el también fundador de la Clínica MetabolikO en la Ciudad de México y Monterrey.

El procedimiento para la colocación del Balón Allurion – detalló el especialista- se realiza durante una breve consulta ambulatoria de alrededor de 15 minutos, donde con una previa evaluación aprobatoria y bajo la supervisión de un equipo multidisciplinario (médico, nutriólogo, psicólogo, entre otros), el paciente ingiere una cápsula que contiene el balón intragástrico unido a un delgado catéter. Tras confirmar mediante una primera radiografía que el balón se encuentra en el estómago, se llena con 550 ml de solución estéril y se verifica su correcta colocación a través de una segunda radiografía.

“A partir de ese momento, el espacio que ocupa el balón en el estómago inducirá la pérdida de peso al incrementar la sensación de saciedad, retrasar el vaciado gástrico y reducir la cantidad de alimentos ingeridos en cada comida. Y una vez transcurridas aproximadamente 16 semanas, el balón se vacía automáticamente y se evacúa de forma natural”, precisó el Dr. Hernán Fraga, también miembro de la International Federation for the Surgery of Obesity and Metabolic Disorders.

Con un sólido respaldo científico y tecnológico, el Programa Allurion provee a sus pacientes de herramientas digitales como la Báscula Conectada de Allurion, que registra datos como índice de masa corporal, peso y grasa en tiempo real; y el Allurion Health Tracker, que monitorea la actividad física y el sueño las 24 horas del día, los cuales se sincronizan con la Allurion App para mantener al paciente y al equipo multidisciplinario en contacto y poder alcanzar el objetivo de pérdida de peso.

Los especialistas coincidieron en la importancia de contar con innovaciones médicas que contribuyan a combatir la alta incidencia de obesidad y sobrepeso que presenta la población mexicana, ya que una disminución del 10% al 15% del peso corporal contribuye a reducir significativamente las comorbilidades asociadas como diabetes tipo 2[iv],  hipertensión arterial, males cardiacos, por mencionar algunos.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta