Últimos post

Categorías

Salud

¿Cómo prevenir defectos del nacimiento en tu bebé?

173Views

En el mundo se estima que cada año nacen ocho millones de niños con algún defecto congénito grave de origen genético, infeccioso o medio ambiental. Para América Latina, esta condición representa la segunda causa de muerte neonatal y, en aquellos que sobreviven, lo harán con algun tipo de discapacidad, según información de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) .

La OPS recomienda poner atención en la nutrición correcta para lograr los resultados de salud y el bienestar de los recién nacidos para prevenir estas condiciones y dar a conocer que las buenas prácticas de salud durante la gestación y el nacimiento serán trascendentales en toda la vida de la persona.

En el mes de marzo, se conmemora el Día Mundial de los Defectos del Nacimiento, con el objetivo que las familias tomen medidas adecuadas para prevenir y reducir el riesgo de los defectos congénitos en los bebés, antes, durante y posterior al nacimiento.

Existe evidencia de que aportes vitamínicos suplementarios con ácido fólico en las mujeres embarazadas reducen en un 70% el riesgo de defectos del tubo neural (DFT), es por lo que se recomienda el suplemento a dosis de 0.4 mg diarios a mujeres en edad fértil con probabilidades de embarazarse y de 4.0 mg por día a mujeres en las mismas condiciones, pero con antecedentes de un hijo previo con DTN.

Tan sólo en México de acuerdo con Datos de la Dirección de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades No Transmisibles se registraron durante 2021, un total de 1,574 casos de defectos del tubo neural. El informe reveló que únicamente el 7.2% de las madres refirió el inicio del consumo de ácido fólico antes de la gestación, el 86.2% de los padres dijo no consumir ácido fólico y sólo el 2.1% señaló la ingesta previa al embarazo de su pareja.

¿Cuáles son los defectos del nacimiento más comunes?
La OPS señala que las anomalías congénitas pueden tener un origen genético, infeccioso o ambiental, y las más frecuentes son las malformaciones cardíacas, los defectos del tubo neural y el síndrome de Down.

En América Latina, las principales malformaciones son: Las enfermedades del corazón con 28,4 %; defectos de la pared abdominal 8.5%; anencefalia y malformaciones congénitas similares 7,7%; malformaciones congénitas del pulmón 5,2%; hidrocéfalo congénito y espina bífida 2,6%; y Síndrome de Down 1,0%.

Un estudio en población mexicana da a conocer que el mielomeningocele continúa siendo el defecto del tubo neural más frecuente con una incidencia de 11.03 casos por casa 100 mil recién nacidos vivos, seguido por la anencefalia con 7.44. En lo que respecta a los defectos craneofaciales el labio y paladar hendido sigue en primer lugar, con una incidencia de 28.7 casos por cada RNV. Esta investigación señala que en 143 casos (67%), la madre no tomó ácido fólico o lo realizó después del primer trimestre del embarazo.

La suplementación, clave para evitar daños graves en el bebé
Debido a las carencias nutricionales de muchas mujeres en vitaminas, minerales, oligoelementos y ácidos grasos Omega 3 (DHA y EPA), los ginecólogos en salud materna recomiendan la ingesta de polivitamínicos, en mujeres que desean embarazarse, en mujeres embarazadas y durante la lactancia.

El consumir polivitamínicos permitirá el pleno desarrollo físico, neurológico, y visual de los bebés y su ingesta antes y durante el embarazo es fundamental. Entre las medidas que los expertos recomiendan para tener un bebé sano destacan los cuidados prenatales adecuados, limitar el consumo del alcohol, el control de la diabetes preconcepcional y gestacional y evitar exponerse a sustancias peligrosas.

De acuerdo con las recomendaciones conjuntas de la Asociación Mundial de Medicina Perinatal y la Academy and the Child Health Foundation, la nutrición temprana maternal recomienda que el consumo de Omega 3 durante el embarazo no debe ser inferior a 200 mg/día. Los suplementos nutricionales son una de las sugerencias fuentes sugeridas para lograr este objetivo.

La administración de entre 200 mg y 300 mg/día de DHA en esta población ha sido aprobado por los Institutos Nacionales de Salud y el Sociedad Internacional para el Estudio de Ácidos Grasos y Lípidos, entre otras sociedades especializadas.

Finalmente, es importante alertar que no todos los polivitamínicos que existen en el mercado cuentan con los nutrimentos y cantidades recomendadas, ya que algunos productos contienen en exceso vitamina A y existen estudios que señalan que su consumo excesivo puede producir malformaciones en el feto debido a que es una sustancia considerada teratógena. Por ello la recomendación más importante es acudir con el médico que le prescribirá el suplemento vitamínico adecuado para usted.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta