Últimos post

Categorías

Salud

Más del 20% de las personas que sudan en exceso padecen ansiedad y depresión

126Views

El sudar en exceso de la cara, las axilas y las palmas de las manos puede provocar estados de ansiedad, depresión, problemas de aislamiento, baja autoestima en las personas que frecuentemente desconocen este padecimiento que se llama hiperhidrosis.

Carla sudaba de las manos de manera exagerada desde pequeña, sus cuadernos estaban mojados, no quería usar la computadora, se le resbalaban las cosas, tampoco quería que la tomaran de las manos por pena. Se aislaba y no jugaba, las secuelas psicológicas se acentuaron mucho más en la adolescencia, cuando una vez le dijo a su madre que prefería no vivir, que seguir así. Fue cuando su madre buscó ayuda y la operaron de simpactectomía torácica.

La hiperhidrosis se define como una excesiva producción de sudor en una o varias regiones del cuerpo, generalmente por un exceso de secreción de sudor dependiente de la inervación del sistema nervioso simpático, señala el doctor José Manuel Mier Odriozola, cirujano de Tórax del Hospital Ángeles de las Lomas.

El Dr. Mier aclaró que sudar no es una enfermedad, sino uno de los métodos por medio del cual el organismo puede modular la temperatura corporal, en función de la actividad física, la meteorología, etc., esto lo puede llevar a cabo gracias a unos nervios (parte del sistema nervioso simpático), que corren a lo largo de la columna vertebral por dentro del tórax.

Los nervios son los responsables de llevar el estímulo a esas regiones afectadas por la hiperhidrosis, de tal manera que se puede actuar directamente sobre éstas, bloqueando su estímulo, sin afectar el recorrido del resto del sistema nervioso simpático.

Mi vida cambió radicalmente

“Cuando desperté de la operación mis manos estaban secas, nunca había sentido eso antes. Mi vida cambió radicalmente y pude mejorar mi autoestima y disminuyó mi ansiedad”, señaló Carla estudiante de 15 años.

El doctor Mier Odriozola explicó que en la simpactectomía torácica se cortan los nervios que controlan la sudoración, en una cirugía que tarda entre 15 y 20 minutos, se realizan dos incisiones bajo un brazo del lado donde se presenta la sudoración excesiva, se introduce una cámara pequeña llamada endoscopio en el tórax a través de uno de los pequeños cortes. El cirujano corta los nervios que provocan la sudoración, cierra las incisiones con suturas, así en los dos lados.

El especialista dijo que los candidatos a esta operación deben tener hiperhidrosis en manos, axilas, cráneo-facial o mixta, no deben tener problemas de salud, deben mantener un peso estable y un índice de masa corporal inferior a 27 y debe ser realizada por un experto en cirugía de tórax.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta