Últimos post

Categorías

De todo un poco

Día Mundial de la Relajación:el origen y significado de las palabras en torno a esta práctica

107Views

Con el objetivo de tomar conciencia acerca de la importancia que tiene el cuidado de la salud y el bienestar emocional, desde hace varios años, cada quince  de agosto, se celebra el “Día Mundial de la Relajación”. Por este motivo los expertos lingüistas de Babbel, la plataforma premium de aprendizaje de idiomas,recopilaron y analizaron las palabras y términos relacionados a esta práctica, cada vez más importantes en un mundo post pandémico.

“Muchos de los nombres de las actividades o terapias que se realizan comúnmente para lograr un bienestar físico y emocional provienen de otras lenguas y culturas, por lo que resulta muy importante conocer su significado”, comentó Esteban Touma, profesor de Babbel Live, la plataforma de clases en vivo de Babbel. “Incluso cuando se trata de aquellas «cosas universales» que todos compartimos, como las emociones, los pensamientos o los miedos, puede que dependiendo del idioma, unos gocen de una variedad más amplia para expresarlos y otros de un nivel más preciso para definirlos. Por lo que, muchas veces un idioma extranjero consigue describir algo de mejor manera que el idioma materno, ya que algunas palabras no tienen un equivalente en español y son intraducibles”, agregó.

La relajación es una práctica terapéutica que busca reducir la tensión y el estrés en el cuerpo y la mente, promoviendo el equilibrio y el bienestar general, y es posible lograrla mediante diversas técnicas o terapias, como por ejemplo:

Reiki: una terapia energética con raíces en las medicinas tradicionales de Asia. El término proviene de las palabras japonesas «rei», que significa universal, y «ki», la energía vital que fluye a través de todos los seres vivos y que se trata de modular en terapias como la acupuntura o disciplinas como el tai chi.

Yoga: la palabra “yoga” provendría de la palabra “jug”, la cual significa “unir, conectar,relacionar” en sánscrito, la lengua clásica de la India. Por lo tanto, el objetivo del yoga es generar y fortalecer la conexión entre el ser humano y el universo. Y sus ejercicios constituyen una excelente práctica de elasticidad y relajación.

Tai Chi: Tai significa «grande» o «supremo», aunque también hace referencia al «principio» o «final» de todas las cosas; chi o qi significa «energía», es una práctica antigua que trabaja con el cuerpo y la mente. Se habla del Tai Chi como de una «meditación en movimiento» ya que suele combinar movimientos suaves con técnicas de respiración y concentración mental.

Ocho palabras que aluden a la tranquilidad y que no existen en español

A continuación, se detallan las distintas maneras en la que diferentes idiomas perciben y definen palabras de tranquilidad y conceptos relacionados con las emociones, con el fin de poder ampliar el reconocimiento de las experiencias de bienestar y conocer un poco más sobre otras culturas:

Mamihlapinatapai (yagán): la connotación de esta palabra originaria del pueblo indígena de Tierra de Fuego se refiere a una mirada fuerte y compartida que conecta a dos oradores en una manera que está más allá de las palabras. Podría connotarse como un momento de comunicación no verbal en el que la mente de dos personas, en la que ninguna de las dos toma el primer paso de una interacción más allá del contacto visual. El concepto nos recuerda a la frase en español: “una mirada vale más que mil palabras”.

Upekṣā (sánscrito): pocos seres parecen destilar tanta tranquilidad como los monjes budistas. El sánscrito es un lenguaje prominente dentro de los himnos budistas y los cantos de adoración. Upekṣā define un profundo estado de equilibrio y calma en la mente de los budistas. Probablemente la traducción más cercana es “ecuanimidad” y representa uno de los cuatro inconmensurables del budismo en el camino hacia la liberación. A diferencia de lo que se podría considerar como guardar la calma bajo presión, mantener los nervios a raya mientras se hace una presentación en público o sufrir los últimos minutos del partido de nuestro equipo favorito, Upekṣā se refiere a ese tipo de tranquilidad que lleva años alcanzar: un estado en el que la mente no se deja desequilibrar por los altibajos, fortunas o desgracias de la vida.

Dwaal (afrikaans): así como hay palabras de tranquilidad envidiable, también existen términos para referirse a esos estados menos disciplinados de la mente que, a veces, sin querer, se pueden activar y desactivar. La expresión “estar ausente, pero de cuerpo presente” define perfectamente lo que significa estar en un dwaal. Es una expresión utilizada para describir esos momentos en los que las personas se quedan mirando a un punto fijo hasta que alguien o algo los trae de nuevo a la realidad. La palabra incluso es utilizada por los angloparlantes en Sudáfrica, quienes dirían que alguien distraído o desatento está en un dwaal.

Litost (checo): la tristeza es una parte fundamental de las emociones de cualquier persona.Y como dicen por ahí, después de la tormenta viene la calma, por lo que es normal que una gran tristeza, venga acompañada de un largo y merecido periodo de relajación.Refiriéndose a ella, el autor checo Milan Kundera dijo que difícilmente podía imaginarse que alguien entendiera el alma humana sin esta palabra. Litost describe un sentimiento de tristeza o de arrepentimiento y se refiere a ese estado de contemplamiento propio desencadenado por la repentina claridad sobre la propia desgracia.

Kukelure (noruego): en algún lugar entre soñar despierto y procrastinar, los noruegos tienen kukelure, un estado que toma los elementos reflexivos de un soñador y la inactividad de un procrastinador, para definir a los momentos de pensamiento profundo en los que no se hace absolutamente nada más.

Seijaku (japonés): a lo largo de los siglos, wabi-sabi se ha convertido en un elemento integral del estilo de vida tradicional japonés. Es decir, reconocer la belleza de la vida cotidiana en su fugacidad y en sus imperfecciones. Dentro de los ideales wabi-sabi se encuentra la palabra seijaku, que reduce la velocidad del día a día para permitir que las personas se relajen. La especificidad de la palabra dice que no es algo que se consigue a lo largo de una vida estricta de entrenamiento budista, ni escapando de la rutina yéndose de vacaciones a la playa por dos semanas. Por el contrario, solo se necesitan unos breves momentos cada día para recuperar la calma y tranquilizarse, antes de continuar con las actividades.

Chouzourévo (griego): ¿Conoces esa satisfacción de apagar la alarma después de darte cuenta de que, de hecho, no tienes que levantarte para nada? Este término griego describe la sensación de recostarse felizmente por un tiempo indefinido. Chouzourévo hace referencia a la acción de holgazanear en la cama y a esa comodidad infinita que se logra con ello.

Ayuramat (inuktitut): “así es la vida” se puede utilizar como ese pensamiento conciliador que sigue a una desgracia, sin la garantía de un mejor desenlace en el futuro. “Lo hecho,hecho está” funciona bien para indicar el punto final de una acción (buena o mala). De manera parecida en la filosofía, pero en una perspectiva más positiva, ayuramat toma un enfoque pragmático de eventos que no se pueden modificar, pero le añade un poco de esperanza. Este término evoca esa pequeña sensación de confort cuando se le dice a alguien que no tiene sentido preocuparse por aquellas cosas que no se pueden controlar.

Dado que el vocabulario «zen» es cada vez más relevante, principalmente para las nuevas generaciones como los Millennials y los Gen-Z, la plataforma de clases en vivo de Babbel no podía ignorar su contribución lingüística. Por ese motivo, centenares de profesores certificados también abordan temas como nutrición y salud, emociones, crecimiento personal, etc.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta