Últimos post

Categorías

De todo un poco

Trendhunting: nueva doctrina del marketing

114Views

Uno de los elementos que ha cobrado especial relevancia, en esta época, dentro del marketing es la observación. Analizar, estudiar e investigar al consumidor, su comportamiento y los cambios que está generando como sociedad y que afectan tres factores: prioridad, hábito y valor, son valiosos indicadores para que las organizaciones tomen decisiones a corto plazo.

En ese sentido, el trendhunting se ha convertido en la nueva forma de leer y analizar el contexto del consumidor para detectar los factores que modifican su comportamiento de consumo.

A través de esta tendencia, los trendhunters o cazadores de tendencias observan contextos puntuales para descubrir el comportamiento social y generacional, evaluando sus intereses y deseos para diseñar estrategias que faciliten a las compañías mantenerse actualizadas e innovar, en muchas ocasiones, antes que los demás.

Para poder identificar un comportamiento antes de que se convierta en una tendencia, Altavoz Comunicaciones, agencia regional de comunicación y relaciones públicas, te brinda algunas técnicas de investigación a tomar en cuenta antes de elaborar tu plan de marketing e ir un paso más adelante que tus competidores.

1. Observa: Es muy importante estudiar al consumidor y la mejor forma de conocerlo es mediante la observación. Esta técnica cualitativa nos permite determinar cuáles son los hábitos de consumo del público objetivo, así como sus motivaciones, aspiraciones y deseos al momento de comprar un producto y/o adquirir un servicio.

2. Compara: Después de estudiar a un grupo de consumidores, es importante establecer indicadores para poder determinar las coincidencias en las actitudes durante el proceso de compra y/o toma de decisiones. En este punto, es donde se debe aislar aquellas conductas que no se repiten y centrarnos en las que sí, teniendo en cuenta que si se repite al menos tres veces ya se puede considerar una tendencia.

3. Profundiza: En un mundo globalizado e interconectado a través de Internet en tiempo real, las tendencias pueden originarse en cualquier rincón del mundo. En ese sentido, la ubicación geográfica de los consumidores cuyas conductas coinciden entre sí será importante para determinar si estamos frente a una tendencia o no. Es recomendable que su origen sea distinto entre sí para evitar un sesgo.

4. Indaga: Las referencias son de gran ayuda. Se recomienda buscar fuentes interesantes, de inspiración y con influencia en diferentes categorías, crear carpetas de favoritos con blogs y/o webs, leer artículos y revistas con información que te llame la atención, seguir a personas clave e instituciones en redes sociales, y conversar con amigos y colegas acerca del mismo rubro y sus respectivas experiencias.

5. Transforma: Una vez que hemos recopilado información suficiente, es momento de tomar estas ideas mediante imágenes y reunirlas en un moodboard o collage, ya sea de forma digital o física, considerando las fuentes respectivas de donde sacamos el material para citarlas y posteriormente determinar una tendencia.

“En una época en la que la inmediatez ha tomado el protagonismo, las marcas y sus equipos viven constantemente tratando de adaptarse a las tendencias sin poder prever lo que pueda suceder más adelante. Es por ello que el trendhunting es la mejor herramienta para adelantarse al mercado y fortalecer la relación con los consumidores”, precisó Paola Ascue, directora de Altavoz Comunicaciones.

Un futuro inmediato marcará la tendencia hacia el conocimiento integral del consumidor, por lo que las marcas están siendo desafiadas a conocer sus motivaciones: funcionales, económicas, laborales, ocio y entretenimiento, entre otras, para poder adaptar sus productos o servicios a un individuo que tiene más poder de decisión, tanto por la información que recibe como por el comportamiento de sus lovemarks, lo que definirá su decisión de compra.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta