Últimos post

Categorías

Salud

Detección oportuna: la pérdida auditiva puede estar presente en cualquier etapa de la vida

66Views

La pérdida auditiva o hipoacusia se ha vuelto un factor común y de preocupación a nivel mundial, pues afecta en muchos aspectos la vida de las personas que la padecen. Expertos en salud a nivel mundial indican que, la pérdida auditiva sin tratamiento representa un coste global de $750 mil millones de dólares al año, muchos de estos padecimientos pueden ser detectados oportunamente, haciendo un gran cambio en estos costos.

La hipoacusia tiene un impacto significativo en el desarrollo y la calidad de vida de las personas que la padecen, ya sean niños, jóvenes o adultos, una detección temprana puede hacer un gran cambio en el día a día de los pacientes. MED-EL, líder en soluciones médicas auditivas, menciona que para que un oído pueda ser considerado sano su umbral de audición debe ser mayor o igual a 20 decibelios, debajo de esta frecuencia las personas comienzan a presentar problemas en la forma en cómo escuchan.

La pérdida de audición es diferente en cada persona, pues las lesiones o daños llegan a ser moderadas o profundas, afectando a uno o ambos oídos, por lo que el diagnóstico y la solución varía en cada paciente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que, según las previsiones, una de cada cuatro personas presentará problemas auditivos para 2050, actualmente, existen 430 millones de personas que padecen esta enfermedad discapacitante.

La sordera no es exclusiva de la vejez, pues más de 34 millones de personas, menores de 15 años, tienen algún tipo de discapacidad auditiva a nivel mundial, de los cuales el 60% de las causas de la hipoacusia infantil son prevenibles, algunas de ellas son complicaciones por nacimiento, infecciones o por el uso de medicamentos ototóxicos. Para brindar un tratamiento oportuno, es importante que el menor cuente con una solución que lo ayude a desarrollar un correcto lenguaje, esto puede facilitar su desarrollo en sus entornos más cercanos.

“La detección oportuna es uno de los primeros pasos para tratar la hipoacusia, así como las enfermedades del oído relacionadas con ella y permite detectar los daños en la etapa más temprana posible, es por eso la importancia de estar atentos a los primeros indicios que hagan sospechar que alguien no está escuchando correctamente. Los expertos en salud auditiva actualmente proporcionan diversas soluciones tecnológicas, que se acoplan a cada paciente, que van desde audífonos, implantes cocleares y otros tipos de dispositivos, que pueden ayudar a mejorar la audición o recuperar este sentido en su totalidad, siempre con un acompañamiento profesional y terapias continuas”, señala la Dra. Jimena Atuán Rodas, Audióloga y Gerente de Soporte Clínico MED-EL México.

Actualmente, el estilo de vida también está afectando cada vez más la salud auditiva, sobre todo en jóvenes, quienes están constantemente expuestos a sonidos extremos presentes en las actividades recreativas que realizan, como conciertos, cine, sonidos de la ciudad, pero sobre todo por el uso constante de audífonos con alto volumen que daña al oído, por ello aproximadamente 1.1 billones de jóvenes a nivel mundial, están en riesgo de padecer algún tipo de hipoacusia antes de los 30 años.

Durante la edad adulta también pueden surgir problemas que afectan la manera en cómo escuchan las personas, pero al ser de forma gradual en muchas ocasiones pasa desapercibida, este daño en el oído puede ser causado por enfermedades crónicas, tabaquismo, vejez, infecciones, el ruido constante de altos decibelios presentes en los trabajos de fábricas o de construcción, etc.

Es fundamental reconocer las anomalías que se presentan durante el día a día para descubrir algún tipo de pérdida en la audición, así como una revisión periódica, pues al ser detectado de forma oportuna por profesionales de la salud, es más probable contar con una mejor calidad de vida, pues solo los expertos pueden ofrecer el tratamiento más eficaz para cada caso.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta