Últimos post

Categorías

Gastronomía

Carajillos y postres: El dúo perfecto en La Buena Barra

67Views

En los últimos meses del año las tardes invernales pueden envolvernos en cierta melancolía y nostalgia, eso las convierte en un pretexto perfecto para sentarnos a la mesa, servir una buena bebida y acompañarla de un postre que nos reconforte el corazón.

La mezcla de sabores delicados y aromas envolventes pueden hacer de cada bocado un abrazo, y ese es el caso en La Buena Barra. Este sitio tiene la fama de ser la mejor cantina contempoŕanea de México, pero en su terraza, con un carajillo y uno de sus icónicos postres, puede convertirse en un lugar digno de descanso para una tarde de invierno.

Sus postres se elaboran con un detalle minucioso, con la intención que sus comensales puedan crear memorias dulces e inolvidables en su atmósfera acogedora. Entre las estrellas de la carta destacan:

Pastel 24 capas. Como su nombre lo anuncia, son 24 capas de bizcocho de cocoa,betún de nutella y ganache de chocolate semi-amargo. Todo coronado con frutos rojos.

Cheesecake de macadamias. Una plancha de queso mezclada con cuidado para conseguir la textura ideal en el horno, decorada con una generosa porción de macadamias y bañada con dulce de leche.

Red velvet. Esponjoso pan horneado al momento; su preparación termina en la mesa, donde el mesero coloca el betún y baña con palomitas caramelizadas en casa.

Tibio de chocolate. Un bizcochito relleno de crema de chocolate, espolvoreado con azúcar glas y frutos rojos, acompañado con helado y salsa de maracuyá.

Churros tradicionales. Uno de los postres mexicanos por excelencia. Una espiral de masa tradicional elaborada por el maestro churrero; bañados en azúcar, con Nutella y dulce de leche para rebozarlos.

Para acompañar estas delicias nada mejor que un carajillo. La variedad en La Buena Barra es amplia: el Tradicional se prepara con Licor 43 y espresso; su tentador Palanqueta combina Frangelico, espresso, caramelo y una rica escarcha de palanqueta para dar vida a una mezcla irresistible.

Aquellos amantes de los sabores más exquisitos pueden probar el carajillo de Mazapán, que combina licor de horchata, mazapán y espresso. Otra alternativa es el de Matcha, que eleva la experiencia con licor de horchata, espresso, matcha y un remate de crema batida.Finalmente, su Crema de Alba, con Galliano, espresso y un toque de limón, añade una nota fresca y cítrica ideal para complementar cualquier postre. Con estos platillos dulces y los carajillos, La Buena Barra convierte cada tarde en un festín para los sentidos.

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta