Últimos post

Categorías

Negocios

Contingencias ambientales: beneficios al incorporar la sostenibilidad en las empresas de energía

64Views

México recientemente ha vivido tres olas de calor que pusieron en jaque al Sistema Eléctrico Mexicano, luego de que el Cenace anunciara  que entraba en Estado Operativo de Emergencia, a lo que se suman las contingencias ambientales.

 CAMe reportó seis contingencias ambientales: la primera contingencia fue el 1 de mayo, la segunda duró el 3 y 4, la tercera fue el 9 y 10, la cuarta duró del 13 al 16, la quinta abarcó del 18 al 19 y la sexta el 22 y 23 de mayo.

Esto significa que se registraron altos índices de ozono, un contaminante que se forma por la quema de gasolina, gas LP, solventes y óxido de nitrógeno, aunque también son responsables los incendios o la quema de cualquier combustible. Exponerse a él genera irritación en ojos, garganta y vías respiratorias, afecta principalmente a niños, adultos. Si bien la CDMX cuenta con una norma para el uso de solventes, en el Edomex hay una gran cantidad de industrias que operan sin restricciones.

Ante ello el Hoy No Circula busca reducir las emisiones de ozono. Si bien, los vehículos son mayormente responsables de éstas emisiones, para los taxistas representó un duro golpe en su economía, “asfixiando” sus bolsillos, en especial los de aquellos que viven al día ya que dependen completamente de su vehículo para obtener ingresos.

De acuerdo con EPAM, empresa global de desarrollo de software y AI, ante este panorama, la sostenibilidad ya no es algo “bueno” para las empresas energéticas modernas, sino un imperativo.

México y las energías limpias

Durante 2021 operaban en el país 279 centrales de energía limpia en 30 estados, las cuales tenían una capacidad de producir 24 mil megawatts. En energía eólica, Oaxaca es el estado con más plantas, 24 en total, seguido de Tamaulipas con ocho y Nuevo León con tres. En plantas solares, Durango cuenta con nueve y Chihuahua con ocho, en plantas fotovoltaicas solo Sonora cuenta con seis, mientras que en hidroeléctricas Puebla es la entidad que más tiene, con 21, seguida por Michoacán con 14 y Jalisco con 13.

El plan de las autoridades mexicanas es que para 2033 la meta de energías limpias represente el 39.9% de la generación eléctrica total y para 2050 sea del 50%. Con esto se contribuye a reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero que alimentan el cambio climático.

Beneficios comerciales

De acuerdo con EPAM, quienes incorporan la sostenibilidad en su estrategia empresarial tienen ante sí una gran cantidad de oportunidades y beneficios:

● Aumento de ingresos

El EPAM señala que los consumidores desean opciones de sostenibilidad asequibles y que las empresas que adoptaron los principios medioambientales, de sostenibilidad y gobernanza obtuvieron mayores ingresos, reportaron un crecimiento en sus ganancias y un mejor acceso a la financiación. Ante ello consideran que las empresas energéticas con visión de futuro deben priorizar la introducción en el mercado de productos y servicios económicos y sostenibles para introducir nuevas líneas de ingresos y mejorar la lealtad entre los consumidores.

● Reducción de costos

Dar prioridad a la sostenibilidad no sólo ayuda a las empresas a aumentar sus ingresos, también ayuda a reducir costos. Al adoptar e integrar tecnologías y soluciones modernas las empresas del sector energético pueden seguir desbloqueando nuevas oportunidades de ahorro de costos.

● Valor de mercado mejorado

EPAM indica que el mercado de inversión sostenible ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, pasando de gestionar 1.900 millones de dólares en activos a finales del siglo XX a un estimados de 37,8 billones en activos bajo gestión en abril de 2022. Las empresas que priorizan la utilización y el desarrollo de energías renovables están sobresaliendo en valor de mercado, en parte gracias a su alineación con el sentimiento ambiental actual.

● Oportunidades de inversión

Al reconocer la importancia de la sostenibilidad, las empresas están aprovechando activamente esta tendencia e invirtiendo en activos sostenibles como empresas emergentes, capital privado y fondos de riesgo. Al alinear los objetivos financieros con la sostenibilidad ambiental y social, las organizaciones pueden mitigar los riesgos y potencialmente lograr retornos financieros atractivos, al mismo tiempo que diversificar las carteras de inversión.

Las empresas que adopten la sostenibilidad dentro de sus estrategias de negocio no sólo obtendrán beneficios financieros y de retorno de inversión o ganancias, sino que contribuirán a la responsabilidad ambiental y obtendrán una ventaja competitiva en el mercado.

 

 

dzcm

Redacción
the authorRedacción

Deja una respuesta